metro-nueva-york-pb.jpg


Muévete en el metro de Nueva York

Uno de los momentos que más recuerdo de mi viaje a Nueva York son esas idas y venidas por el metro de la ciudad. Aunque parezca extraño fue una experiencia que me llamó mucho la atención, moverme dentro de este transporte público por el que circulan constantemente y con prisas una gran multitud de gente. Como es más que probable que termines usando este medio de transporte vamos con unos cuantos consejos para orientarte en el suburbano neoyorquino.

Nos encontramos en uno de los metros más amplios de Estados Unidos y del mundo, en términos de longitud de pista y del número de paradas (468) y en uno de los pocos que permanece las 24 horas del día abierto, al igual que su propia ciudad, lo cual es algo muy positivo de cara al el turista. En The Subway, como así lo llaman, deberemos tener cuidado en no perdernos, más que nada porque nos vamos a encontrar con hasta 26 líneas. Pero es que esta gran metrópolis así lo exige.

MetroCard

Para desplazarte, en primer lugar, tienes que asegurarte qué tipo de billete de metro necesitas hacia tu destino y cuáles son las tarifas que se pueden adecuar a tus necesidades. Un billete individual o Single Ride es un único ticket con el que podrás realizar uno o dos viajes y tiene un precio de 2,75 dólares, pero realmente esta opción no te va a convenir mucho. Lo mejor que puedes hacer sin duda es comprar la tarjeta MetroCard, con la que podrás de antemano compartir el metro y el autobús entre varias personas. La puedes adquirir en dos modalidades según la intensidad que hagas de su uso. La tarjeta en modalidad de pago por uso (Pay-Per-Ride) es recargable y el coste de un billete sencillo son 2,50 dólares. De todos modos si vas a utilizar el transporte con frecuencia puedes optar por la modalidad ilimitada (Unlimited Ride MetroCard) en modo normal o reducido (para mayores de 65 y discapacitados), al precio de 30 dólares y 15 dólares respectivamente para 7 días, o 112 dólares y 52 dólares para 30 días.

Lo siguiente que te recomiendo es que te descargues el mapa y que vayas familiarizándote con las estaciones de salida y llegada para así organizar tus destinos. También se puede pedir allí mismo a cualquier agente de la estación en los “Centros de Información del cliente”. Aparte casi todos los coches del tren y las estaciones tienen mapas en las paredes, así que este tema no debe ser un problema.

mapa_metro_nueva_york

Un dato que debes tener en cuenta en el metro de Nueva York es que existen distintas bocas de la misma parada que van a diferentes sentidos. Puede pasar que estés en una de las calles y te encuentres con varias bocas de acceso en la acera, por lo que antes de entrar deberás estar atento de mirar la dirección hacia la que te diriges y así coger la correcta. Por eso, para asegurarte, el plano te va a venir muy bien.

También debes saber que existen dos tipos de trenes: normales y express. La diferencia es que los trenes express no paran en todas las estaciones y son mucho más rápidos, por lo que son muy útiles para recorrer largas distancias; sin embargo los normales realizan todas las paradas.

Para que tengas un cálculo, el tiempo que tendrás que esperar para la llegada del tren suelen estar entre los dos y los cinco minutos, sobre todo en las horas puntas que van de 6:30 a 9:30 y de 15.30 a 20:00 horas. También puede ocurrir que la espera se prolongue hasta los 10 o 15 minutos si nos desplazamos fuera de estos horarios, es decir, durante el mediodía y hasta medianoche. Por eso tienes que tener cuidado si vas hacia algún lugar con el tiempo justo. El intervalo que se recorre entre cada parada suele tener un promedio de dos a cuatro minutos aproximadamente, al cual hay que incluir los momentos de parada de entrada y salida de pasajeros que por lo general son rápidas.

Pero en cualquier caso, estos momentos de espera y esos paseos por la estación fueron una experiencia inolvidable para mí, ya que no conocía la existencia de los asombrosos músicos que diariamente llenan de conciertos el subsuelo de la ciudad. Por poner un ejemplo, un día me encontré a un hombre que con su trompeta tocaba una famosa canción de Jazz de la que desgraciadamente no sé el nombre. Fueron apenas 10 minutos mientras esperaba uno de los trenes, pero ya no me la pude quitar de la cabeza, fue una dosis perfecta de música para animarme el día. Prestad atención y levantad vuestra cabeza de los móviles, os llevareis una grata sorpresa.

Si vas a viajar a Nueva York y quieres cambiar tus  euros (EUR) por dólares americanos (USD) en España, te recuerdo que lo hagas con antelación porque así te beneficiarás de un buen precio. Puedes comprar o reservar la cantidad de dólares que necesites muy fácilmente en nuestra web o por teléfono 900 103 740. ¡Feliz viaje neoyorkino!

Meses