burning-man-festival-2013-pb.jpg


Burning Man Festival en el desierto de Nevada

Black Rock City es una ciudad efímera que se erige en el desierto de Nevada, Estados Unidos, y en el que cada año se dan cita cerca de 70.000 almas durante una semana. Esta ciudad se monta y desmonta anualmente debido a la celebración de un festival bastante particular que tiene lugar en verano entre la última semana de agosto y la primera del mes de septiembre: el Burning Man  Festival.

El Burning Man Festival se alza en los vestigios de un lago en el desierto Black Rock de Nevada, al oeste de Estados Unidos, a unos 150 kilómetros al noreste de Reno, donde desde hace más de dos décadas se concentran miles de personas en un encuentro cuyos promotores describen como “un experimento en comunidad de autoexpresión y autosuficiencia radical”. Esto significa que las personas que se dan cita en este festival deben traer todo lo que necesiten para subsistir durante una semana y aquello que quieran regalar a otros asistentes, ya que el principal objetivo es compartir. Por lo tanto, está prohibido el intercambio de dinero y el portar teléfonos móviles, portátiles o tabletas se hace totalmente innecesario al no haber ni cobertura telefónica ni internet.

burning man

Vista aérea del festival en pleno desierto. Fuente: ibtimes.co.uk

En el Burning Man Festival se dan cita múltiples formas de expresión artística cuya principal atracción es la quema de la figura de un hombre de madera que da nombre al festival y que cada año sorprende a los participantes con la altura que puede llegar a alcanzar dicha figura. En la edición anterior fue quemada una escultura de más de doce metros de altura.

burning man festival 2013

Burning Man en la edición del año 2013. Fuente: nydailynews.com

El origen de este festival viene de un entorno tan diferente al actual como es el de una playa, en la ciudad de San Francisco, asociado con el movimiento hippie y a la contracultura de los años 60, en el que un grupo de amigos se reunía para celebrar el solsticio de verano y quemaban una figura humana de madera. De esa herencia de la contracultura persiste hoy en día un catálogo de diez principios que rigen la comunidad de Burning Man, desde los ya mencionados autosuficiencia y autoexpresión radical como los principios de donación, inclusión, desmercantilización, esfuerzo común, responsabilidad cívica, no dejar rastro, participación e inmediatez.

Las entradas suelen agotarse rápidamente en menos de una hora después de ponerse a la venta, a pesar de que el precio no es apto para cualquier bolsillo costando alrededor de 400 dólares. Suponemos que no será nada económico montar una metrópolis temporal en medio de la nada. Si algún año decides acudir al festival, necesitarás cambiar euros por dólares USD por lo que te recomendamos que para obtener un buen precio, lo hagas con antelación a través de nuestra web o llamando por teléfono al número gratuito 900 103 740.

ciclistas burning man

Los asistentes al festival recorren en bicicleta Black Rock City. Fuente: huffingtonpost.com

Meses

Chat de Ayuda Online