hotel-boscolo-pb.jpg


El Café New York de Budapest. La cafetería más bonita del mundo

Cuando he visitado alguna ciudad o lugar con múltiples encantos como Budapest no he podido evitar concederme algún que otro capricho aunque sea un poco caro. Por caro, me refiero, a tomarme un chocolate caliente en el New York Café de la capital húngara, considerada la cafetería más hermosa del mundo, por unos 1.800 forintos húngaros (que pueden ser unos 6,50 euros al cambio). Aunque mirándolo bien, para el país sí es un precio caro pero para cualquier europeo puede llegar a ser incluso razonable comparándolo con cafeterías de París, por ejemplo. Porque, además, el café New York de Budapest no es una cafetería cualquiera; su decoración te hace creer por un momento que estás en la ópera o en un palacio real. El ambiente es impresionante y el personal es educadísimo y habla inglés.

new york palace interior

El interior del café New York. Fuente: disfrutabudapest.com

El New York Café es la cafetería del actual hotel Boscolo Budapest, un majestuoso edificio, situado en pleno centro de la ciudad, y que se ordenó construir en 1895 por una compañía de seguros cuyo nombre heredó el café.

Como la propia página web del hotel indica, el café New York es el corazón latente del edificio, es como un hermoso cofre situado entre cuatro pisos que conserva la decoración que lo ha hecho célebre en todo el mundo: los techos adornados con hermosos frescos de Gusztav Mannheimer y Ferenc Eisenhut de mitad del siglo XIX, suntuosas lámparas de arañas venecianas o estucos dorados que recubren las columnas salomónicas de sus salones.

hotel-boscolo

Fachada del Hotel Boscolo Budapest. Fuente: sialeo.hu

Estar en el New York Café significa adentrarse en la historia cultural del país, cuyo momento de mayor esplendor llegó durante el periodo de entre guerras en el que Budapest se convirtió posiblemente en el centro cultural más importante de  toda  la Europa central. Cuanto más tiempo se pasa en estos salones más se siente uno cautivado por el encanto de la Belle Epoque donde pintores, actores e intelectuales de la época se daban cita en el café. Por ello, el New York Café es considerado una pieza valiosa de la ciudad y de la vida literaria húngara, ya que en sus tiempos fue incluso la sede oficial de la revista “Nyugat”. Cuenta la leyenda que el famoso escritor Ferenc Molnár, el día que inauguraron el café, tiró las llaves al Danubio para que nunca pudiese cerrar.

Y, por desgracia, sí que tuvo que cerrar un tiempo. Durante el periodo comunista de la historia de Hungría, el establecimiento cayó en un abandono absoluto, degradándose hasta el punto en que tuvo que ser cerrado para restaurarlo y volverle a dar todo el esplendor original.

Así que un desayuno o una merienda en el esplendoroso café New York se hace imprescindible cuando visitas Budapest. Puedes optar por una estupenda merienda consistente en, por ejemplo, una deliciosa selección de tartas húngaras acompañada del famoso chocolate caliente con nata que se sirve en este lugar, que como hemos dicho al principio tiene un precio algo elevado pero que merece la pena pagarlo ya que su disfrute está asegurado.

new york cafe

Una de las especialidades del café New York: el chocolate caliente con nata. Fuente: tripadvisor.co.uk

Si en alguna ocasión tienes oportunidad de visitar la capital húngara y necesitas comprar forintos húngaros para tu viaje, te recordamos que, realizando una compra o reserva online de esta moneda extranjera en nuestra web o por teléfono en el 900 103 740, puedes conseguir el mejor tipo de cambio del mercado. 

Meses

Chat de Ayuda Online