cafe-tortoni-pb.jpg


Cafeterías con historia: El café Tortoni de Buenos Aires

¿Pensabais que desayunar o merendar chocolate con churros era algo exclusivo de los españoles? El chocolate con churros, siendo un plato típico de la gastronomía de España, es una delicia ampliamente difundida en otros países como México, Argentina, Chile, Uruguay y Venezuela desde hace más de un siglo.

Y, sin duda, uno de los mejores lugares donde deleitarnos con un buen chocolate a la taza y unos churros es el café Tortoni de Buenos Aires, siendo el plato estrella de su menú, el cual ofrece desde una amplia carta de cafés y desayunos y meriendas especiales, como aperitivos y almuerzos donde siempre hay sitio para la deliciosa carne argentina.

chocolate cafe tortoni

Pero es que, además, el café porteño de Tortoni es una cafetería con historia. Fundada en 1858, el Tortoni es uno de los cafés más antiguos de la ciudad cuya decoración nos hace viajar a aquella Belle Epoque parisina de altos techos, vitrinas, mármoles, paredes de maderas y lámparas de araña de cristal que nos trasladan a la época del asentamiento de la inmigración europea en Buenos Aires.

Pero, a pesar de esos aires franceses del lugar, el café Tortoni es porteño de pura cepa, ya que reunió en sus salones a personajes ilustres de la literatura de la época y, como no, del tango. El poeta Raúl González Tuñón era uno de los habituales del local y el canto del gran Carlos Gardel retumba aún las paredes de maderas del café.

fachada cafe tortoni

Entre 1926 y 1943 el café Tortoni fue frecuentado por un grupo de pintores, escritores, periodistas y músicos que fomentaron la protección de las artes y las letras a través de una agrupación históricamente conocida como “La Peña”, liderada por Benito Quinquela Martin, en cuyos actos de difusión cultural participaron artistas de renombre como Alfonsina Storni, Juana de Ibarbourou, Arthur Rubinstein, José Ortega y Gasset, Roberto Arlt y Jorge Luis Borges. En sus mesas también se sentaron personajes históricos mundialmente conocidos de la talla de Albert Einstein, Federico García Lorca y Julio Cortázar.

Así, el Tortoni ha conseguido transformarse en un lugar mágico e inspirador donde tomar café o incluso jugar al billar o a las cartas, rodeado de piezas propias de museos como pinturas, esculturas, dedicatorias de personas célebres o dibujos a mano alzada que pueden contemplarse en los salones del local.

En la actualidad sigue siendo un lugar de difusión cultural, con una amplia agenda que programa diariamente espectáculos de tango por unos 25 euros la entrada, hecho que también haya transformado al café Tortoni en un punto muy turístico de la capital argentina.

sala cafe tortoni

Finalmente, para todos aquellos que gusten probar algunas de las delicias que ofrece el Tortoni cuando visiten la ciudad de Buenos Aires, indicarles que se encuentra situado en la histórica Avenida de Mayo, en el número 825, a poca distancia de la casa de Gobierno o de la famosa Plaza de Mayo.

Fotos: cafetortoni.com.ar

Si vas a viajar a Buenos Aires, en nuestra web podrás cambiar tus euros por pesos argentinos y obtener el mejor precio. 

Meses