sequoia-park-california-pb.jpg


California no es todo playa y surf. Visita el Sequoia National Park

Bajo las sombras más grandes del mundo

A los 20 años viajamos a la meca del surf con un grupo de colegas en busca de playas, fogatas y fiestas. Era la década de los noventa y la influencia de series y pelis hacían lo suyo en nuestras mentes soñadoras y festivas. A los 30, fui con mi novia de entonces a recorrer las magníficas ciudades californianas y apreciar su cultura, ya en esa ocasión las playas se convirtieron en lugares de paseo y relax.

Pero aquí viene el punto central, el tercer viaje, a los cuarenta tacos que comienzan a mostrar una perspectiva distinta de la vida, quizás más conectada con lo que pasamos por alto en las etapas anteriores. Al fin y al cabo, decidí organizarme y viajar en solitario para recorrer en exclusiva el Parque Nacional Sequoia y por añadidura el Cañón de los Reyes. La idea no era nueva, ya que en mi segundo viaje pasamos unas horas en el Parque y me prometí volver con más tiempo.

Mi primer contacto con las sequoias gigantes nació en Pamplona, aunque parezca raro, en la península existen algunos ejemplares de estos inmensos árboles; en este caso situado en el jardín de la diputación de la capital navarra. Si bien no tengo grandes conocimientos forestales, siempre me impresionó saber que en el parque de California existen varios de los seres vivos más grandes y antiguos de la tierra, superando los 2000 años de antigüedad. Esas y otras razones personales me impulsaron a organizar este peculiar viaje a un lugar, que no me canso de decirlo, es absolutamente único.

El viaje, dada las características de la reserva natural, debe estar muy bien organizado, ya que es equivalente a viajar a un pequeño país. Siendo necesario asesorarse sobre permisos, información climática, prevención para contactos con animales (osos fundamentalmente), estado de caminos, actividades para realizar según la época del año, etc.

Para llegar hasta allí desde Europa, podemos encontrar ofertas de vuelos a buen precio por menos de 1000 euros en temporada baja o intermedia, en mi caso fui vía Dallas hasta la ciudad de Fresno que dista a unos 100 kms de la entrada al parque. Para el ingreso, opté por un pase que permite el acceso a los dos parques nacionales, con un precio de 20 dólares por persona y 10$ el coche. Su validez es de siete días, tiempo que permanecí alojado en Lodgepole, uno de los pequeños pueblos dentro del parque. Para moverme por dentro decidí alquilar un vehículo SUV, una gama de coches varía entre los 27 a 30 euros diarios, dependiendo ofertas y disponibilidad. Atención porque no existen gasolineras dentro del parque y los tiempos de marcha lenta son grandes, por lo cual hay que elegir un vehículo con buena capacidad de combustible y bajo consumo. Algunos recorridos se pueden hacer alquilando bicicletas o en minibuses, los cuales se incentivan para reducir la contaminación.

Sea el vehículo que sea, transitar por los caminos del parque permite percepciones inigualables a varios niveles: los árboles más altos del mundo, cañones profundos y picos montañosos; vistas únicas, traspasar túneles realizados en árboles secos, lagos, ríos, cascadas... es decir, apreciar las bellezas de la naturaleza concentradas en un solo sitio. La desconexión con el resto del mundo es total y es por ello que la comunicación con la familia o compromisos que necesiten internet y telefonía móvil son inexistentes en las zonas más apartadas (que son prácticamente todas).

Sequoia_Park_01

En cuanto a los alojamientos, dentro del parque existen varias posibilidades que van desde el camping (sólo una parte del año) a cabañas y hoteles. Más o promediar según la temporada unos 100 euros diarios para los hoteles. En las tiendas de los poblados podemos encontrar artículos básicos para la estancia, por esta razón, organizar según la época del año abrigos y equipo necesario, ya que en el mismo día de recorrido se pasa de un abrigo grueso a una camiseta según las alturas y características de los paseos.

El Sequoia National Park es un sitio con actividades variadas y de todo tipo para no detenerse un momento si es eso lo que buscan, mi elección fue alternar actividades físicas exigentes con otras de observación y visitas históricas. Sin lugar a dudas, en cada etapa de la vida uno disfruta de experiencias diversas y puedo reconocerlas en mis contactos con California. Será por los cuarenta (seguro), por el tercer viaje o quizás el inicio de un acercamiento más calmado y atento a la naturaleza. Visitar el parque, es percibir el paso del tiempo en nuestro planeta, admirando la permanencia sabia de los árboles milenarios.

Si visitas este parque nacional estadounidense, necesitarás comprar dólares americanos para tu viaje. En Exact Change, te ofrecemos el mejor servicio de cambio de moneda y si además, lo haces de manera online o por teléfono tendrás un tipo de cambio muy competitivo. 

Meses