web-cash-contagion-pb.jpg


Cash Contagion, web para medir el número de bacterias de un billete

Que los billetes y las monedas tienen mucho mundo es algo sabido por todos. ¿Quién no se ha encontrado más de una vez en su monedero una moneda de euro procedente de Alemania o Italia? Obviamente, el turismo es el principal responsable del viaje de los billetes y monedas que pasan por miles de manos a lo largo de su vida.

Como curiosidad, la vida media de un billete de 5€ es de cinco años, que se puede ampliar si el banco central emisor considera que sigue en buen estado para seguir circulando.

Vídeo El ciclo de vida de los billetes en euros del canal oficial de YouTube ECB euro (Banco Central Europeo)

Los vaivenes de los billetes a lo largo del continente europeo provocan que estos pasen por muchas manos, siendo así gran fuente de bacterias y gérmenes. Para averiguar la cantidad de microorganismos que nuestros billetes contienen la compañía Ubisoft ha desarrollado una web, Cash Contagion, donde podremos comprobar el estado de nuestro billete.

Al entrar en la web nos pide que introduzcamos el valor y los cinco primeros dígitos (mucho más seguro que usar la opción de la cámara para escanear el billete). Tras el análisis veremos el origen y la edad del billete. Pero lo realmente sorprendente viene cuando comienzan a aparecer los datos sobre las numerosas bacterias que con toda posibilidad alojan nuestro billete. ¡En nuestras pruebas con uno de 5€ detectó más de 24.000!

web-cash-contagion

Foto Análisis de un billete realizado en la web cashcontagion-thedivisiongame.ubi.com

Pero tranquilos, que esto no es más que un juego desarrollado por la compañía para promocionar el videojuego Tom Clancy’s The Division. Tal como reza la sinopsis de este juego “varios billetes infectados con un virus provocan una pandemia devastadora. Durante el viernes negro, el virus se extiende a través de los billetes por toda Nueva York y la situación se vuelve imposible de controlar. La sociedad se ve abocada al caos”.

Aun así, no nos confiemos. Los billetes siguen siendo fuente de bacterias pero, por ahora, ninguna de ellas excesivamente nociva.

Meses