lago-ness-pb.jpg


Disfruta de las Highlands escocesas en coche

En el momento en que decidimos que íbamos a pasar las vacaciones de verano en Escocia tuvimos claro que la mejor forma de disfrutar de las Tierras Altas era en coche. Con tu propio coche, de alquiler en este caso, tienes la libertad de movimiento que no te da una excursión guiada, donde la restricción de horarios siempre es un impedimento. Además al ser tres personas las que viajábamos los precios se nos iban de las manos: así, alquilando un coche, ganábamos en libertad y ahorrábamos en presupuesto.

Lo siguiente que tuvimos que planear era en qué ciudad alquilar el coche y dónde plantear el centro de nuestro viaje. Tras mucho investigar decidimos alquilar el coche en una pequeña compañía local de Invernes, al norte de Escocia. Ya que nuestro vuelo llegaba a Edimburgo tuvimos la oportunidad de conocer la capital escocesa y desde allí tomar un tren hasta Inverness. Lo más importante aquí es consultar en la estación si podemos optar a una Family RailCard. Tal y como se puede ver en la web las opciones son innumerables, pero la amabilidad de los escoceses nos servirá de ayuda en este punto: en la estación nos informaron de forma excelente y acabamos saliendo con tres billetes que nos costaron un 33% de lo que nos hubiésemos gastado en la web y sin consultar.

Una vez decidido que íbamos a estar 4 noches en Inverness había que buscar alojamiento. Para esto lo mejor es un Bed & Breakfast: existen en Inverness innumerables casas que ofrecen sus habitaciones a precios muy competitivos y con un trato personalizado de lo más agradable. Obviamente, no puede faltar el rotundo desayuno escocés hecho en el momento por la dueña de la casa: huevos, bacon, salchichas, morcilla y alubias acompañado de una buena taza de café.

Una vez acomodados fuimos a por nuestro coche que, para evitar dificultades, decidimos que fuese automático: si ya es problemático circular por la izquierda no queríamos tener el handicap añadido de tener que cambiar de marchas con la izquierda también. Al final no fue tan complicado como nos temíamos y lo único que tuvimos que vigilar con mucha atención fue las incorporaciones a las rotondas, donde hay que mirar hacia la derecha, al contrario de lo que solemos hacer.

Tres eran los destinos que teníamos previsto: El Lago Ness, la Isla de Skye y la no tan conocida zona al norte de Inverness.

La primera excursión terminó siendo la más cómoda de realizar: recorrer el Lago Ness comenzando por la orilla este, la menos transitada, más salvaje, pero también más interesante. La razón por la que esta carretera es la más tranquila en términos de tráfico es simple: la carretera es casi en su totalidad de carril único, es decir, que si te cruzas con otro coche tendrás que echarte a un lado para dejarle pasar. Aquí descubrimos los passing place, pequeños rellanos que facilitan esta operación de ceder el paso al que venga de frente. En la orilla este encontramos diversas paradas que ofrecían la posibilidad de embarcarse en excursiones a pie donde podremos ver cascadas, ardillas y, en definitiva, disfrutar de la inmaculada naturaleza. El Lago Ness acaba al sur en Fort August, una pequeña población siempre concurrida al servir de nexo entre las zonas este y oeste del lago. En la ribera oeste encontramos el imprescindible Castillo de Urquhart, una construcción del siglo XII que a pesar de estar prácticamente en ruinas conserva su planta que nos hace imaginar como fue esta gran fortaleza a orillas del Lago Ness. Para terminar el día disfrutamos de una cena en The Dores Inn, una taberna donde pudimos degustar unas costillas de cordero al horno con la maravillosa vista del lago.

Nuestro segundo día lo dedicamos a la Isla de Skye, una isla al oeste de Escocia donde la naturaleza es la principal protagonista. Nuestro destino era la pequeña localidad de Elgol, pero, por supuesto, debíamos aprovechar que pasábamos por el popular Castillo de Eillan Donan. Para llegar hasta el castillo decidimos circular por la carretera del norte desde Invernesss a Torridon y desde allí a Dornie, donde se encuentra el castillo. Siguiendo esta ruta pudimos contemplar los impresionantes paisajes que tanto ansiábamos y que tan buena fama dan a las Tierras Altas Escocesas. Una vez visitado el castillo seguimos el rumbo hasta Kyle of Lochlash donde un enorme puente conecta con la Isla de Skye. En Elgol nos esperaba una increíble excursión: la visita a Loch Coruisk, un lago al que solamente se puede acceder en barco. Allí tuvimos la oportunidad de ver una genuina colonia de focas así como el espectacular paisaje de Loch Coruisk, unas vistas imposible de describir con palabras y a las que ni siquiera las mejores fotografías hacen justicia.

Tras el cansado segundo día, nos tomamos el último día en coche con tranquilidad y fuimos a visitar la zona norte de Avoch y Cromarty. En el primer pueblecito contratamos a un marinero local una excursión en barco para ver la naturaleza salvaje de la zona donde destaca la enorme colonia de delfines. Así, ataviados con unos enormes chubasqueros pudimos sentir lo que es entrar al profundo mar: no olvidemos que esta zona es ya el Mar del Norte y el frío y el mal tiempo se hace notar mucho más que en el resto de Escocia. De todos modos, tuvimos la suerte de disfrutar de muy buen tiempo y los delfines nos acompañaron con sus saltos. Desde allí subimos a Cromarty, un pequeño pueblo de pescadores que destaca por la belleza de sus casas pintadas de colores. Un día tranquilo, paseando por los rincones que íbamos viendo y cruzándonos con vacas y ovejas.

Al final, el tema de conducir por la izquierda no fue tan conflictivo como esperábamos ya que los escoceses destacan por su amabilidad y al volante no podía ser menos. Así que no puedo dejar de recomendar este viaje a la naturaleza escocesas al que hay que ir con calma, con los sentidos abiertos y dejándose inundar por esta inspiradora experiencia.

Por último te recordamos que en las Highlands escocesas la moneda utilizada es la libra esterlina. En nuestra web o por teléfono tienes posibilidad de comprar o reservar las libras que necesites para tu viaje. 

Meses

Chat de Ayuda Online