suiza-berna-pb.jpg


La Selva Negra en Suiza, algo más que un dulce

Es curioso cómo el nombre de esta tarta, típica de estos lares, ha sido tomado de este macizo montañoso, al que los romanos bautizaron Selva Negra por la espesura y complejidad, lleno de abetos oscuros, de su paraje. Pero tras esta leyenda, el tiempo ha convertido a esta zona de la baja Alemania, que comparte nacimiento con Suiza y Francia, en una de esos parajes que hay que vivir y no solo guardar en una fotografía.

suiza-berna

buscounviaje.com

Hoy, concretamente, nos ocuparemos de la Selva Negra a su paso por Suiza, a la que podemos llegar vía Basilea por unos 79,90 euros (unos 84 CHF) -siempre dependiendo del sitio de partida y todos esos requisitos que influyen en tu vuelo. Una vez allí, lo más recomendable es alquilar un coche e ir rumbo al espeso bosque suizo - por unos 233,16 CHF (unos 220 euros) podremos hacer esta operación en el mismo aeropuerto y disfrutar de un coche durante siete días- ya que Suiza se presenta como un país con la suficiente extensión como para ir en coche a todos lados.

Viajar en coche por estos parajes (bosques, cascadas, lagos, paisajes rurales y montañas), te harán comprender a la perfección que ‘estos romanos (no) están locos’, ya que la espesura de su vegetación puede incluso entorpecer la luz natural que nos acompañe en este camino. Pero vayamos a lo importante, ¿cuál será la joya de la corona a visitar en este viaje?

Dirigirnos a Schaffhausen es una de las opciones más acertadas; allí podremos disfrutar de las caídas de 30 metros que tiene el Rhin al pasar por la zona; visitar su fortaleza, llamada Munot, que puede hacerse en una hora por un precio de CHF 120,00 (aproximadamente 113 euros) para grupos de hasta 25 personas y no os preocupéis, es fácil formar grupos a la entrada de la fortaleza, ya que es un sitio muy transitado por turistas. La arquitectura de la ciudad, con sus balcones salientes y sus frescos, hacen que la ciudad en sí sea un museo, pero que no cunda el pánico, estamos en Suiza y también hay tiempo para los relojes, por lo que podemos visitar el Museo de la Fábrica IWC para grupos de 14 personas por CHF 150 (unos 141 euros) o el Museum zu Allerheiligen, que aunque el primer sábado de cada mes sea de entrada gratuita, puedes verlo por CHF 15 (unos 14 euros).

Selva-Negra-Suiza

swissholidayco.com

En definitiva, la zona suiza de La Selva Negra es un paraje alternativo al mainstream alemán, por el que perderse por sus carreteras secundarias, admirar el ‘pan de oro’ que adorna sus calles y descubrir pequeños pueblos-tesoros que pueblan las carreteras secundarias, haciéndote retroceder a la Europa medieval.

Si os animáis a preparar una ruta por la Selva Negra, necesitaréis francos suizos para vuestro viaje. Ya sabéis que os podréis beneficiar de los servicios de compra y reserva online o por teléfono de esta moneda extranjera para conseguir los mejores tipos de cambio. ¡Feliz Viaje!

Meses

Chat de Ayuda Online