sirenita-copenhague-pb.jpg


Qué ver y hacer en Copenhague, la ciudad más feliz del mundo

La capital de Dinamarca siempre aparece en el ranking de las ciudades más felices del mundo. De hecho, el último Informe 2016 sobre la Felicidad Mundial la sitúa en el primer puesto. Pero, ¿qué la hace tan especial? A continuación, te contamos las cosas que no debes dejar de hacer si vas de viaje a Copenhague.

carrusel tivoli

Imagen de noche de la noria del parque de atracciones de Tivoli.

Empezamos en los Jardines de Tivoli, uno de los lugares más visitados de la ciudad ya que en ellos se encuentra el parque de atracciones por excelencia siempre lleno de gente, tanto de familias danesas que pasan allí el día, como de turistas curiosos que también quieren disfrutar del ambiente jovial del parque. En verano, además hay espectáculos al aire libre, se puede comer en uno de sus restaurantes e incluso deleitarse con los fuegos artificiales de medianoche. En invierno, Tivoli se convierte en el gran mercadillo de Navidad, un lugar mágico donde pequeños y adultos disfrutan del ambiente navideño al ver reflejadas las luces en la nieve mientras compran algún recuerdo en sus puestos ambulantes o prueban el famoso “gløgg” (vino caliente). La entrada general al Tivoli cuesta unas 110 coronas danesas (algo más de 15€ al cambio) y si se quiere tener acceso a montar en todas las atracciones entonces hay que sumar otras 220 coronas danesas (unos 31 euros) lo que en total hace una suma de unas 330 DKK (que al cambio son alrededor de 45 euros). Lo bueno es que los niños menores de 8 años no tienen que pagar entrada.

andersen copenhague

Estatua de Andersen situada en frente de una de las entradas del Tivoli.

En la calle Raadhuspladsen 1, en frente del Tivoli y al lado del ayuntamiento de la ciudad, encontramos la famosa estatua del escritor danés de cuentos H.C. Andersen. Si hay un personaje mítico creado por Andersen es La Sirenita cuya pequeña estatua de bronce es el mayor reclamo turístico de Copenhague ya que todo el mundo se acerca hasta su ubicación para hacerse una foto con ella.

sirenita copenhagu

Estatua en bronce de la Sirenita en Copenhague.

Una de las calles principales que sale de Rådhuspladsen, la plaza del ayuntamiento, es Strøget, la calle comercial casi infinita de las compras donde se encuentran todo tipo de tiendas de ropa, desde las marcas más caras hasta algunas más asequibles. Si estás hambriento, puedes hacer una parada en alguno de sus restaurantes, también hay numerosos kebaps o incluso probar un “pølsevogne” (perrito caliente) de alguno de los puestos callejeros. A lo largo de la calle además hay plazas y fuentes donde se respira un ambiente agradable. Al final de la calle encontramos también el puerto Nyhavn con sus barcos atracados y sus populares fachadas de colores. Aunque hay bastante gente, es agradable recorrerlo y pararse a comer o cenar al aire libre en una de sus terrazas para disfrutar de las vistas del canal.

nyhavn copenhague dinamarca

Nyhavn, el canal más famoso de Copenhague.

Te puede resultar muy interesante también visitar el palacio de Christiansborg construido en el siglo XII y sede de la realeza danesa. Se puede acceder a las salas donde se hacían las recepciones Reales, a la Cocina Real, a las ruinas con pasadizos subterráneos o conocer los establos reales. Este ticket combinado cuesta 150 DKK para adultos (unos 21 € al cambio) y la mitad para los niños entre 4 y 17 años. Rosenborg es el castillo construido por el rey Christian IV a principios del siglo XVII y en él se muestra el esplendor de 400 años de la realeza danesa. Uno de los principales atractivos de este castillo es el hall con el trono de coronación y las estatuas lujosas de leones. Se exponen también piezas de arte, joyas reales y en los tapices de las paredes se recrean las batallas entre Dinamarca y Suecia.

castillo castle ronseborg

El Castillo de Rosenborg se ubica en el centro de la capital danesa y es reconocido también por sus jardines.

Antes de llegar a la Sirenita, pasarás por Kastellet, una fortaleza amurallada con un gran parque. Otra zona verde destacada y ubicada en el centro de la ciudad es Fælledparken, un parque que se convierte en el lugar ideal para pasear, hacer deporte, relajarse, y en verano por qué no, tumbarse un rato a tomar el sol.

Si eres de los que le gusta visitar algún museo importante de la ciudad, te recomendamos el Museo Nacional de Dinamarca. En él, tendrás acceso de primera mano a la historia del país y lo mejor de todo, es que la entrada es gratuita. Si viajas con niños, hay además una zona destinada para ellos donde podrán jugar en un auténtico barco vikingo.

Christiania es, sin duda, el área que genera más curiosidad a los viajeros. Te recomendamos hacer una excursión en barco ya que pasarás por sus canales construidos e inspirados en los de Amsterdam. Después, te proponemos recorrer sus calles a pie para descubrir sus rincones. Párate a tomar un café o zumo ecológico en alguno de sus establecimientos peculiares o sube a la torre de la iglesia San Salvador.

espiral iglesia san salvador copenhague

Desde lo alto de la iglesia San Salvador, se obtienen las mejores vistas de Copenhague.

La zona que se destaca en el mapa como “ciudad libre” o “free town” de Christiania, donde conviven cerca de 1.000 personas, se ha constituido como un barrio parcialmente autónomo al margen de la ciudad de Copenhague con su estatus semilegal. Puedes entrar como turista, pero deberás respetar sus normas.

Otras zonas de Copenhague que merecen una visita y que se han puesto de moda son Kødbyen (el antiguo barrio de los carniceros en el que podemos encontrar cafés, restaurantes y tiendas modernas) y Vesterbro, lugar ideal para salir a tomar algo por la noche al que ya dedicamos un post para hablar de los bares más populares.

Si tienes tiempo y eres amante de la cerveza entonces acércate hasta la fábrica de Carslberg donde verás los antiguos almacenes, una gran colección de botellas o podrás conocer de primera mano la historia de la familia Carslberg. Sí es verdad que se echa en falta visitar alguna zona real de la fábrica actual (ya que solo hay una sala de videos donde se proyecta cómo ha evolucionado la producción). La entrada simple para adultos, que incluye dos cervezas en el bar de la fábrica, cuesta 90 DKK (algo más de 12€ al cambio). Por 6 € más podrás acceder a una cata de cervezas.

Por último, te recordamos que si vas a viajar a Copenhague o cualquier ciudad de Dinamarca no esperes al último momento para cambiar tus euros por coronas danesas. Puedes hacerlo a través de nuestra web o llamando al teléfono gratuito 900 103 740 para conseguir el mejor tipo de cambio.

Meses