costa-rica-pb.jpg


Ecoturismo en Costa Rica

A la hora de planificar un viaje durante las vacaciones siempre pensamos en algún destino durante los meses de verano, julio y agosto. También, cuando pensamos en el Caribe, se nos vienen a la mente fotografías idílicas de sus playas. Así que buscando algún destino caribeño de cara a las vacaciones estivales me topé con que, en el caso del país de Costa Rica, la mejor época para planear unas vacaciones es la de los meses de diciembre y finales de abril, el periodo más seco y al que los costarricenses denominan verano. Pero no sólo eso. Costa Rica no es todo playa caribeña, sino que posee una biodiversidad mayor que Europa y Estados Unidos juntos a pesar de su pequeño tamaño, lo cual significa también  que se puede recorrer el país de forma rápida y sencilla desde los bosques a la costa y de las montañas a las llanuras. Así que sólo por conocer la amplia cantidad de parques nacionales y áreas protegidas que existen en Costa Rica fue que me decidí a tomarme unas vacaciones durante el mes de marzo en vez de en agosto.  A pesar de que en marzo es aún temporada alta en Costa Rica y los precios son un poco más elevados no quisimos arriesgarnos a viajar a partir del mes de mayo porque allí empieza la época de lluvias y, a pesar de que se pueden evitar las aglomeraciones de turistas y ahorrarte algo más en el alojamiento, los ríos crecen y las carreteras se llenan de barro por lo que dificulta los desplazamientos.

Buscando destinos más concretos descubrí que el ecoturismo es tremendamente popular en el país. De hecho, Costa Rica fue uno de los pioneros en ecoturismo y es reconocido como uno de los pocos destinos internacionales con verdaderas opciones de turismo ecológico. Así que, sin recorrer grandes distancias, pude disfrutar de la espectacularidad de los volcanes, las playas del Pacífico y del Caribe, los bosques tropicales secos, húmedos y lluviosos y los más exuberantes paisajes de las selvas.

Nos decidimos finalmente por un tour de 9 días que comenzamos llegando al aeropuerto Juan Santamaría, en la capital del país, San José. Los dos días siguientes nos dirigimos a uno de los mejores destinos del mundo para la práctica de Rafting en el río Pacuare. Nos cautivó la belleza de su entorno y la fuerza de sus rápidos, de forma que pudimos navegar en la profundidad de los barrancos rodeados de densa vegetación y ruidosas cataratas, en uno de los más impresionantes bosques lluviosos de Costa Rica. Practicar rafting en los descensos de estas aguas fue toda una descarga de adrenalina y una de las experiencias más divertidas de mi vida.

rio pacuare-Costa Rica

Foto Río Pacuare (http://the-alexander-project.blogspot.com.es/)

Al cuarto día no dirigimos en un coche 4×4 hacia el Parque Nacional Volcán Arenal, que se localiza en la región noroeste de Costa Rica, entre el pie de monte de la Cordillera de Tilarán y las Llanuras de San Carlos. Se trata de una selva tropical fuera de la ciudad de La Fortuna, a la sombra del Volcán Arenal, donde pudimos realizar varios senderos durante dos días, los cuales nos permitieran observar gran parte de la flora y la fauna del Parque así como de los restos de lava del volcán.

arenal-volcano

Foto Volcán Arenal (http://www.govisitcostarica.co.cr/)

En los días siguientes, nos dirigimos a Monteverde, hogar del Quetzal, lo que supuso la oportunidad de visitar un bosque tropical nuboso, con una enorme variedad de especies y vegetación característica. En esta zona pudimos encontrar una gran cantidad de coatíes que no temen interactuar con los humanos y se agolpan en los alrededores del observatorio del volcán. Son unos animales muy sociables y graciosos; vimos como llegan a robar la comida a turistas poco atentos.

La región de Monteverde es también una de las áreas protegidas más famosa de Costa Rica debido a su vegetación típica de helechos arborescentes y árboles cubiertos de epifitas y musgo. En esta zona pudimos también deleitarnos con unas hermosas vistas del golfo de Nicoya que baña las costas de las provincias de Guanacaste y Puntarenas.

quetzales_costa_rica_picture_53b

Foto Quetzal (http://www.1-costaricalink.com/)

Durante los últimos días de nuestro tour nos dirigimos hacia el Parque Nacional Manuel Antonio, uno de los parques nacionales de mayor belleza escénica del país con un importante bosque tropical húmedo donde habitan especies de flora y fauna en peligro de extinción, como el mono tití, subespecie endémica del parque que se encuentra en peligro de extinción debido a la destrucción de su hábitat y su utilización como mascota. Manuel Antonio es la perfecta combinación entre selva y playa blanca. Este encantador Parque Nacional ofrece unas fantásticas vistas panorámicas y unas playas de arena blanca, de aguas azules y brisa fresca de la costa del Pacífico. Entre la ciudad principal y el parque nacional, hay varias playas de clase mundial en las que se puede disfrutar de una amplia variedad de actividades como natación o surf, pero nosotros optamos por relajarnos disfrutando de una asombrosa puesta de sol e intentando divisar algunas de las especies de monos tan peculiares de la zona. Y la verdad es que pudimos ver algún que otro mono araña, mono de cara blanca, el mono ardilla y los perezosos de dos y tres dedos. Incluso pudimos divisar alguno desde la ventana del hotel y los más atrevidos, como los monos de cara blanca o capuchinos, que se acercan hasta la playa para buscar comida.

Manuel Antonio

Foto Manuel Antonio (http://www.anywherecostarica.com/)

mono-titi

Foto mono tití (http://costaricanaturalmenteverde.es/)

A pesar de realizar este recorrido por todas estas maravillas naturales, Costa Rica ofrece muchas más, nada más ni nada menos que 27 parques nacionales y varias reservas biológicas y forestales. Si hubiera dispuesto de más tiempo no hubiera dudado en dirigirme al conocido Parque Nacional Tortuguero, donde se puede observar cómo desovan las tortugas en una salvaje playa de arena negra, o a otros Parques Nacionales como el Corcovado, el Chirripó o el del Isla del Coco, ubicada sobre el Océano Pacífico popularizada por Jacques Cousteau y nombrada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Si de verdad te apasiona el ecoturismo, no tengas ninguna duda de que Costa Rica es una de las mejores opciones. Si finalmente viajas allí, la moneda es el colón de Costa Rica así que asegúrate de cambiar tu moneda antes de salir de viaje. Puedes hacerlo de forma online o por teléfono en Exact Change. 

Meses