parlamento-budapest-hungria-min-pb.jpg


Viaje a Budapest, la ciudad perla del río Danubio

Budapest enamora al visitante por diferentes motivos: su arquitectura, sus aires de romanticismo, sus monumentos, su gastronomía o sus innumerables rincones secretos. La capital húngara está dividida por el río Danubio en dos zonas: Buda y Pest y es la ciudad más desarrollada y, por tanto, la más visitada de Hungría por su interés histórico. Hablando de historia: el próximo 23 de octubre se conmemora el 60 aniversario del inicio de lo que se llamó la “revolución húngara”, sin duda un buen momento para visitar la ciudad. Si estás pensando si merece la pena ir a pasar unos días allí la respuesta es, sin dudarlo, afirmativa.

bastion-pescadores-min
Pie de foto: Vistas de la ciudad de Budapest desde el Bastión de los Pescadores.

Si eres de los que les gusta caminar puedes hacer un tour de unas 3-4 horas de duración en el que recomendamos visitar el Palacio Sándor, la residencia del Presidente y ejemplo de arquitectura clasicista. Al lado, se encuentra el teatro Nacional de Danza Várszinház que originariamente se construyó en el lugar de una iglesia barroca del siglo XVIII. En Tárnok utca se sitúa la columna de la Santa Trinidad y después la iglesia Matthias, escenario de numerosas coronaciones reales de los Habsburgo. Obligatoria es la subida al bastión de los Pescadores, sitio de gran interés y desde donde se obtienen algunas de las mejores vistas de la ciudad de Budapest. Una de las calles más populares, comerciales y turísticas de Budapest es Váci Utca donde se encuentran todo tipo de comercios: tiendas, restaurantes, cafeterías. La calle además conduce a una de las grandes puertas de entrada que en la actualidad es la plaza Vörösmarty.

parlamento-budapest-hungria-min
Pie de foto: Parlamento de Budapest visto de noche.

En tu visita a Budapest no puede faltar la visita a la catedral de Esteban o un tour oficial por el Parlamento cuya entrada cuesta unos 2.200 forintos húngaros (al cambio algo más de 8 euros) así como visitar el castillo de Buda, edificio imponente y visible desde lejos ya que está situado en lo alto del barrio del Castillo. Para subir a él, se puede optar por coger el funicular o bien, subir a pie desde el puente más famoso: el puente de las cadenas que seguro cruzarás en varias ocasiones. El castillo, construido en el siglo XIV, ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos por no hablar de las numerosas remodelaciones que ha tenido. Actualmente, también allí se pueden visitar el Museo Historia de Budapest, la Biblioteca Nacional y la Galería Nacional.

Budapest es fruto de un conglomerado de culturas y religiones y por eso, recomendamos dar una vuelta por el barrio judío en la parte de Pest donde se ubican la gran sinagoga construida en 1859, y que es la segunda más grande después de la de Nueva York, el museo judío, el Templo de los Héroes, así como el parque memorial del Holocausto donde se halla el árbol de la Vida.

crucero-danubio-castillo-buda-min
Pie de foto: Crucero nocturno por el río Danubio con vistas al Castillo de Buda.

Si lo que te apetece es tener diferentes perspectivas de las partes Buda y Pest, un crucero por el Danubio puede ser una gran idea; incluso hay algunos que se acercan hasta la romántica isla Margarita. La capital húngara también se caracteriza por ser una ciudad de balnearios, spas y piscinas interiores y al aire libre así que, si buscas algo de relax después de las largas caminatas por la ciudad, te recomendamos acudir a alguno de sus balnearios. Dos de los más famosos son el de Széchenyi y el de Gellért. El primero es el balneario público más popular en el que una entrada normal con derecho a piscinas y taquilla cuesta unos 5.000 UHF (para que te hagas una idea equivalen a unos 18,50 €).

balneario-Szechenyi-spa-budapest-min
Pie de foto: Piscinas exteriores del balneario Széchenyi en Budapest.

Asimismo, la ciudad es referencia gastronómica y vitivinícola. Por eso, te proponemos probar alguna de sus especialidades culinarias acompañadas de su vino, su cerveza o por supuesto, su bebida nacional: pálinka (una especie de brandy elaborado con diferentes frutos). Es también destino ideal para los amantes de los dulces y por eso, es frecuente encontrar en las cartas su famoso pastel dobos y como no, es imprescindible tomarse un café en los típicos cafés literarios antiguos.

Budapest es una de las ciudades además con más animación de Europa. Viajes en el mes que viajes, seguro que encontrarás algún festival o actividad celebrándose. Si alguna vez decides visitar esta hermosa ciudad y necesitas adquirir forintos húngaros para tu viaje, te recordamos que, si realizas una compra online de esta moneda extranjera en nuestra web o por teléfono llamando gratis al 900 103 740, podrás obtener el mejor tipo de cambio.

Meses

Chat de Ayuda Online