crucero-fluvial-rin-passau-pb.jpg


Cruceros fluviales por Europa: navegando por el Rin, el Danubio o el Volga

Empieza el buen tiempo y empezamos a planear las vacaciones. Si tu próximo destino es Europa te proponemos otra forma de conocer las distintas ciudades europeas como hacer un crucero fluvial. Dependiendo de los países que te gustaría visitar tienes varias alternativas de cruceros fluviales que recorren los principales ríos europeos como el Rhin, el Danubio o el Volga.

 

Crucero fluvial por el Rin

Si eliges conocer Holanda, Bélgica y Alemania en una semana entonces lo normal es que el crucero comience en la capital holandesa, Amsterdam o en alguna ciudad alemana.

Es habitual que en cualquier crucero el primer día se dedique a hacer el registro de llegada a bordo. Después, suele haber una presentación de la tripulación que te acompañará en el crucero, así como una comida o cena de bienvenida.

En este crucero se suelen visitar dos poblaciones pesqueras como son Marken y Volendam y por la tarde se visita Amsterdam. Amberes, Gante, Bruselas o Rotterdam son también paradas comunes de este tipo de crucero fluvial en el que también tendrás oportunidad de ver los molinos típicos holandeses. De Alemania ciudades como Colonia, Frankfurt o Dusseldorf se suelen incluir en el recorrido.

crucero fluvial rin passau

Panorámica de Passau, ciudad alemana por la que suele pasar el crucero fluvial por el río Danubio Crédito foto: hpgruesen /pixabay.com

 

Crucero por el Danubio

Si prefieres visitar las capitales europeas del centro y este de Europa entonces debes decantarte por un crucero fluvial por el Danubio, el segundo río más largo de Europa detrás del Volga del que hablaremos en el siguiente punto. El Danubio nace en la selva negra alemana y desemboca en el Mar Negro recorriendo así 10 países: Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Rumania, Bulgaria, Moldavia y Ucrania además de otros por su extensa cuenca fluvial y afluentes.

Por tanto, algunas de las ciudades por las que pasa y que no te puedes perder son las alemanas Ulm o Passau; las austriacas Linz y Viena; las capitales de Eslovaquia (Bratislava) y Hungría (Budapest), ciudad a la que ya dedicamos un post donde destacábamos los lugares más emblemáticos para visitar en la conocida como ciudad perla del Danubio.

 

Crucero por el Volga

El crucero por el Volga suele comenzar por San Petersbugo o Moscú (dependiendo de la fecha que se desee). Si empiezas tu crucero por la primera de estas dos ciudades, por la llamada Venecia del Norte, el primer día se suele dedicar como hemos dicho al alojamiento y a la ceremonia de bienvenida. Durante el segundo día, antes de comenzar la navegación, se realiza una visita a San Petersburgo para conocer los principales atractivos turísticos. La siguiente parada es Mandroga un pequeño pueblo a orillas del río Svir. Después, toca el turno de llegar a la Isla de Kizhi declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como también a Goritzy y Uglich. Como decimos, si el recorrido del crucero lo comienzas por San Petersburgo, entonces tu última parada será Moscú. La capital rusa tiene suficientes lugares de interés y paradas obligatorias como pueden ser el Kremlin o la Plaza Roja así como su metro, el auténtico palacio subterráneo creado para el pueblo ruso.

goritsy crucero volga.jpg

Imagen del monasterio de Goritzy, ciudad rusa que suele visitarse si se realiza un crucero por el río Volga. Crédito foto: falco /pixabay.com

 

Cosas a tener en cuenta en un crucero fluvial:

  • Régimen de alojamiento: Aunque los cruceros son como hoteles flotantes en los que se disponen de todas las comodidades de un hotel, debes informarte bien del equipamiento del camarote que contrates (si tiene tv, nevera, aire acondicionado, wifi, secador, caja fuerte, etc.)
  • Restauración: El régimen de comidas incluido en el crucero suele variar y te recomendamos preguntar bien qué comida entra a bordo. Una de las cosas más interesantes que te interesa conocer es si por ejemplo las bebidas se incluyen en el precio.
  • Propinas. La mayoría de las propinas de los cruceros no suelen estar incluidas por lo que se deben dar directamente al personal de tripulación una vez a bordo. Te recomendamos tener en cuenta este gasto adicional y preguntar en la página web o agencia donde contrates el crucero la cuantía exacta.
  • Entretenimiento. Durante el tiempo de navegación, suele haber una serie de actividades de animación para todas las edades por lo que entérate bien de la programación de las mismas para disfrutar y divertirte al máximo en el crucero.

Te recordamos que, si en el recorrido de tu crucero vas a visitar una ciudad que tiene moneda diferente al euro, necesitarás adquirir la moneda extranjera local. Puedes hacerlo de forma rápida, cómoda y segura a través de nuestro servicio de compra online de moneda extranjera para conseguir el mejor tipo de cambio. Tienes la oportunidad de elegir entre envío a domicilio o recogida en oficina de cambio.

Por último, como siempre, te deseamos un feliz crucero fluvial.

Meses